jueves, 5 de marzo de 2009

El relojero

Tic tac tic tac tic tac. Me acuerdo de Sylar, pero no se trata de eso. El sábado llevé al fabuloso pasaje que está enfrente de Catedral un reloj para reparar; buscando el localito donde recuerdo haber ido muchas veces con mi mamá cuando era niña, pasé junto al local de escamochas, junto al de los dulces típicos, junto a las joyerías, hasta llegar al palacio donde además de ser relojeros tienen la gracia de rediseñar tu nombre; y no sólo eso, además del nuevo diseño, lo hacen impronunciable.
En el sobrecito en el que guardan cada pieza para reparar, el señor relojero anotó que se trataba de un "relo", que había que repararlo, que iban a ser "75 pesos" y resulta que ahora me llamo "Hliana".
Pienso en qué grafías pondría un lingüista para pronunciarlo, en cómo lo leería un niño que está aprendiendo a leer, o si deberá ayudarme un japonés a saber cómo decir que me llamo.
Por lo pronto, en lo único que puedo pensar es que a mis casi treinta años un desconocido señor relojero vino a ponerme un nombre que me encanta, y yo sólo puedo pensar en aspirarlo (hhhhhliana).
¿Cómo saber qué pensó el señor don relojero al poner dos consonantes tan incompatibles en castelllano?

7 comentarios:

Lady Mondegreen dijo...

A mi parece que hay un señor macaco que probablemente sea el único capaz de pronunciarlo cuando se encuentre (con usted) entregado a las fauces de la pasión. Nomás así debe poder pronunciarse esa H aspirada y no muda y esa lasciva, lujuriosa y libidinosa L.

NoeliaA dijo...

jajaja, estas cosas pasan. Te cuento, acá en Argentina, en las primeras décadas del siglo XX había multitud de inmigrantes, mayoría de origen italiano.
Cuando llevan a inscribir en el registro civil a la prima de mi abuela (que a la sazón lleva 80 años, los mismos que mi abuela) su padre, que es al que se ha encomendado este trámite, en vez de pronunciar tal cual su mujer le dijo, dice: Septemia Alviara. Y así escribe el notario.
De modo que así se llamó toda la vida, Septemia Alviara. Ahora, lo que la madre habia decidido ponerle era Séptima Elvira!!!
Imaginate!!!!
Mis saludos!!!

El Macaco dijo...

Dice uste correctamente Lady Mondegreen, tengo la capacidad mutante de pronunciar lo inpronunciable en precisamente esos momentos de lujuria, ese relojero es todo un sabio.

Lady Mondegreen dijo...

Yo lo sabía...

Herminia Guardagujas dijo...

Jajajaja, gracias por los comentarios. Lady Mondegreen y el Macaco bien saben como está la cosa. NoeliaA, me ha encantado tu historia, es fabulosa; lo que provoca la gente, caray. Saludos!!!

A Cuban In London dijo...

Pues a tus casi treinta te felicito de uno que tiene ya treinta y siete. Buen articulo.

Saludos desde Londres.

Herminia Guardagujas dijo...

Gracias por la visita Cuban, saludos desde México.

Related Posts with Thumbnails