jueves, 24 de julio de 2008

Kashmir

‘Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa
que con la punta de la espada’

William Shakespeare


Herminia se equivoca.

Quiere volver a ser Kashmir
el único.

Se equivoca.

Tiene al gigante frente a su espada
quien cada tres negras le lanza
su contaminado manto.
No logra Hermina levantar el arma
para asestar golpe mortal.
No atina a fraccionarle el corazón.

Herminia se equivoca.

El kashmir se rasga
cuando la espada toca el corazón del gigante.

2 comentarios:

Angélica Maciel dijo...

Sin palabras... Su fuerza es impresionante. Te revelas en una mezcla de tristeza y fuerza maravillosas.
La espada en el gigante...

Lady Mondegreen dijo...

Me gusta mucho el juego conceptual. La palabra es además contundente como la espada.

Me postro a sus pies doña Herminia, y me deja como siempre con hambre de más de su poesía.

LM

Related Posts with Thumbnails