jueves, 20 de enero de 2011

Despidiendo a un amigo

Nunca será bueno el día en que uno despide a un ser que ama hasta el tuétano, nunca podrá serlo cuando se tiene que despedir a un amigo. Estoy tan lejos de él y no sé si alcance a llegar a tiempo para darle un beso, abrazarlo y desearle buen viaje, el último, a ese cachito de pelos que me amó y que yo amé tanto. No sé si vaya hoy o mañana, pero es lo de menos, así como es lo de menos si conservar sus cenizas, si enterrar  o no, aunque sí es mucho querer guardarlo en la memoria. Así que escribo para él ahora que todavía está y que sabe que lo amo. De verdad quiero estar ahí para abrazarlo, pero estoy en el aeropuerto llorando como una chiquilla mientras escribo esto.
Pienso que hasta tuve una premonición, justo anoche que soñé la muerte de una chica parecida  a Virginia Wolf, tan enferma, caotizada e incomprendida como ella. Justo hoy que él, al que amo tanto, despidió hace 13 años a su ser que todavía ama hasta el tuétano. Así es ella, se pasea entre uno sin que podamos hacer nada.
Morris, Juli (en mi vientre) y yo
Me quedo con ese cachito de pelos en mis fotos del álbum, en mis recuerdos, en los 15 años tan maravillosos que vivimos juntos, y luego pienso en mis otros niños, en el día que les toque partir, me voy a volver a morir poquito, pero luego sonrío porque sé que cuando llegue a casa me llenarán de babas y de pelos, y de amor, el más genuino que jamás tendré sobre la tierra.
Busqué el asiento más apartado en la sala B del aeropuerto, para llorar a gusto... y confieso que me hace falta un abrazo.
Morris Alfonso Tejeiros y Caballero, mil besos por siempre y para siempre, a donde quiera que vayas.

6 comentarios:

luz dijo...

planta un árbol y ponle una plaquita con su nombre... en ese árbol quedará su sonrisa (porque tu y yo sabemos que sonrien).

Naty dijo...

Perder a alguien que amamos es doloroso, pero más doloroso sería no saber lo que es el amor. Recuerdo que de niña mi papá no quería que tuviera perro porque iba a llorar mucho cuando se muriera, hasta que llegó el Bubu y se ganó el amor de todos, me entristeció mucho su partida pero cada lágrima derramada vale por cada momento de alegria y amor que él me dió, a pesar de haber sido un gruñon reconocido en todo el barrio. Un minuto especial de felicidad por nuestras mascotas que nos dan tanto amor aunque a veces no lo merezcamos...

Ketzalli Torres dijo...

Niña, compañera... (te digo compañera porque en tus letras me encuentro acompañada): Me hiciste recordar un par de tristezas, profundas. Va a hacer un año que tuve que despedirme de el hijo de mi mejor amigo... también escribí para la bola de pelos, en el blog. Entiendo tu tristeza y enjugo a la distancia tus lágrimas.

Abrazos lacrimosos.

Herminia Guardagujas dijo...

Luz, Nati, Ketzalli, sus palabras, son como agua fresca en mayo. Luz: Ya verás, plantaré un árbol. Nat: gracias por recordarme del gran amor que hay todavía. Ketz: no estamos tan lejos, justo ahora estoy en el aeropuerto del DF. Abrazos.

ivette dijo...

Iliana de los momentos mas difíciles (si no el que mas),es el de tener que acompañar a mis chaparritos peludos en su ultimo suspiro. Duele.
Pero dentro de la tristeza que ese momento deja en mi,a la vez me ayuda a ver la magia que ejercen en nosotros nuestros fieles compañeros, NADIE como ellos y de forma incondicional, todo por una caricia, por un gesto de AMOR. Y el ayudarlo a descansar fue ese ultimo gesto de amor. Desgraciadamente el esperarte hubiera alargado su agonía.Pero como siempre el te esta esperando y comparto esto contigo:
EL PUENTE DEL ARCO IRIS
Hay un puente que conecta el cielo y la tierra. Se le llama el Puente del Arco iris debido a sus numerosos colores. De este lado del Puente del Arco iris hay una tierra de praderas, colinas y valles con pasto verde exuberante.
Cuando una mascota amada muere, va a este lugar. Allí siempre hay alimento y agua y un clima cálido primaveral.Los animales viejos y debilitados vuelven a ser jóvenes.Los lisiados vuelven a estar enteros.Juegan todo el dia entre ellos. Solo falta una cosa. No están con la persona especial que los ama en la tierra. Por eso, cada día corren y juegan hasta que llegue el día en que uno repentinamente deja de jugar ¡y mira hacia arriba! ¡La nariz se contrae! ¡Las orejas erguidas! ¡los ojos miran fijo!¡Y esta mascota súbitamente se aleja del grupo! Te ha visto y cuando tu y tu amigo especial se encuentran lo tomaras en tus brazos y lo abrazaras. Tu rostro es besado una y otra vez y te miras una vez mas en los ojos de tu mascota confiada.Luego cruzan juntos el Puente del Arco iris para no separarse nunca mas (Autor desconocido).Un abrazo a toda tu familia y si Morris también es parte de mi vida, por eso GRACIAS por la enorme confianza.Gracias por esa capacidad de amar. A nombre de MORRIS: G R A C I A S.

silvestre dijo...

La vida parece estar hecha de esos cachitos que a veces duelen como si vaciaran aceite hirviendo en nuestra alma. Pero en el fondo, como la otra cara de la moneda, siempre queda el placer de cariño.

Un abrazo Herminia

Related Posts with Thumbnails